Africa Blanca

 

 

 

Viajé a Suráfrica con un libro de Javier Reverte en la maleta. Mientra viajaba y leía aumentaba la sensación de estar pisando una tierra que es fértil y rica porque se ha regado con mucha sangre.

Es tan extraño todo que te da la sensación de estar en un mundo irreal. Como en una película de fantasía de serie B donde unos extraterrestres invaden un planeta con animales extraños y colonizan con sus naves espaciales sus peculiares paisajes.

Lo malo es que solo en las películas sufrir y morir es de mentira.

Lo bueno que la belleza del mundo, por ahora, sigue estando por encima de nosotros y nuestros actos.