El Libro

A estas alturas, y llegando ya el presente en esta especie de biografía, me resulta más difícil escribir con la perspectiva necesaria.

Hace unos años decidí hacer un libro con fotografías. Hay múltiples formas de comunicación a través de la imagen fotográfica. Todas tienen unas características y posibilidades propias. Sus efectos ante el espectador dependen del manejo de estas posibilidades y variables. Son cosas que hay que aprender.

El libro es un elemento maravilloso dentro de esas posibilidades. Desde la invención de la imprenta el libro ha sido el principal elemento de transmisión de conocimientos. Ahora la informática y la red coexisten con el libro, no se sabe hasta cuándo, como fuente de información.

Un libro de fotografía puede ser algo más que un conjunto de imágenes. Él puede ser una obra autónoma con un significado más allá de la suma de sus componentes.  No puedo evitar los paralelismos con la palabra. La Vida Corta es una especie de novela fotográfica. O quizás sea un ensayo poético. En su realización se han desencadenado multitud de sensaciones y pensamientos hasta el desenlace final. Lo fundamental siempre es el proceso.

Después de estos años llenos de interrupciones y en este inicio de primavera de 2013 La Vida Corta ya está impreso.

Aquí acabó este repaso a mi relación con la fotografía hasta ahora. Seguro que se habrán quedado muchas ideas o pensamientos sin ser contados y espero que con el paso del tiempo aún tenga muchas más cosas que contar.