La habitación del fondo

 

 

Vivo en un piso que se hizo hace ochenta años. Cuando lo compré y quité el papel pintado las paredes aparecieron llenas de manchas y señales. Tenía una habitación al fondo, la más grande, que decidí dejar vacía para hacer fotos. En ella podía hacer cualquier cosa.
Entre ellas hice unas series sobre asuntos de los que quería hablar. Creé la embarazada malvada que mata al cristo. Porque las madres no son buenas solo por el hecho de ser madres, dan la vida y también pueden dar la muerte. La chica que goza con su dolor porque el placer puede estar muy cerca de este. El niño que no por niño es inocente; no nace conociendo la diferencia entre maldad o bondad, su crueldad puede ser ilimitada, sus juegos los más salvajes.

En aquellos momentos Jan Saudek era mi referencia.