La vida Corta

La Vida Corta toma su nombre de los versos del poeta Ángel González:

“Largo es el arte; la vida en cambio corta,

como un cuchillo”

Tomo retazos de mi vida para contar historias que no tienen por qué ser mi propia historia. Historias sin guión y sin sintaxis como la misma fotografía. Las imágenes con su propio lenguaje, y sin necesidad de la palabra, deberían contar más allá de lo que yo mismo pienso. Esta narración, no sé si en cierta forma literaria o cinematográfica, utiliza elementos de conexión más cercanos a la poesía. Una poética de placer, amor, dolor, decadencia y muerte donde el escenario y el hombre desarrollan su teatro de impulsos y convulsiones.

La vida, como dice Ángel González, es corta y a la vez te corta, te va dejando tajos que cicatrizan o no, marcando en ti la identidad de tu pasado, los surcos que definen lo que eres.

En la sección “Sonidos e Imágenes” podéis ver un audiovisual sobre este trabajo.

Podéis comprar el libro en la sección “Cambalache”.