Las manos de mi padre

Padres246

 

Estas manos hablan. Hablan de trabajo. De cal y cemento. De herramientas y de tierra. De miles de roces y agresiones. Del paso de una vida sobre ellas. Una vida sin descanso, de lucha diaria con la materia y el mundo. Dando siempre más de lo que recibían.

Son las manos de mi padre. Y mirándolas ahora recapacito sobre aquello que me dieron.

Y me miro las mías.

Y algo extraño sucede dentro.